13 abr. 2011

AMANECER UN POEMA...





AMANECER UN POEMA


Cuantas veces me detuve
para ver pasar el tiempo,
calmado, sin prisa, lento,
muy lento…

En qué momentos lo hice,
sin ningún impedimento,
sin importarme las horas
que mías tengo…

Instantes en que la vida
rasgó con un  sentimiento,
aquel que en dolor golpea,
dentro… muy dentro.

O me invadió una alegría,
sin más razón o acierto,
que encontrarme tu sonrisa
que es mi aliento.

Cuantas veces me detuve,
a ver en mi pensamiento,
amanecer un poema
junto a tu lecho…


El Creador de Sueños


1 comentario:

  1. Secuéstrame, llévame a tu silencio
    con la ternura de un verso.
    Con la locura de un sueño nuevo.
    Siembra mi camino de huellas
    que borrar no pueda el tiempo.
    Si estás, mi cielo es más cielo.
    Las primaveras son eternas
    y las noches no me dan miedo.
    No importa que pueda pasar luego.
    Quiero quedarme contigo aquí
    tras el espejo, en este universo
    donde se puede dibujar lo eterno
    con las yemas de los dedos.

    Rosa sin más

    ::::::::::::::::::

    Nunca nos dejes sin el amanecer de tus palabras. Son tan hermosas que crean adicción.
    Feliz Semana Santa. Un beso poeta.DS.

    ResponderEliminar