1 may. 2011

UNA VEZ MÁS...




UNA VEZ MÁS…


Confundida entre las sombras
 que eternas son de mi alcoba,
donde no corren las horas
de nuevo llega la noche.

Ya no me quedan reproches
que justifiquen tu ausencia
y en repetida insistencia
mi conciencia siempre aflora.

No me resigno a perder
del pasado ni un segundo
que en este sórdido mundo
contigo pude tener…

Y vuelvo al acantilado,
aquel de sueños perdidos,
vacío de contenido,
queriendo poderte ver…

Pero intrépido el destino
como las olas del mar,
una vez... y otra vez más
sigue jugando conmigo.

Quizá este sea mi sino
que entre poemas de sal,
nunca te deje de amar
aunque tú no estés conmigo…


3 comentarios:

  1. Nunca dejes de amar con la ternura que lo haces,desarmas y vistes de ilusión el día más oscuro...
    Un beso enorme mi querido poeta.

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso, y triste, a la vez; amarla en tus poemas, con tus versos, donde ella está, y es la sal que en tus ojos no se olvida.
    Precioso, querido amigo
    Besos

    Ío

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/5/11 2:23

    ...en silencios y acantilados, vaga el fantasma del pasado, tren sigiloso que se alejo, sin poder tomarlo, quizas algun dia otro tren, estacione en el mismo anden...oportunidades vagas...que en la vida solo una vez...entre acantilados y algas....encuentres a "la mujer"...hermoso poema

    ResponderEliminar