7 sept. 2015

PORQUÉ...


Porqué…

Porque siendo niño,
ya aprendí a volar,
en la noche oculto,
entre su regazo,
bella fantasía,
los primeros pasos
que en un sueño virgen,
comencé a cruzar…

Porque siendo hombre
la aprendí a soñar,
oculta en mis versos
la besé despacio,
con cada palabra
la cubrí en mis brazos,
y su aroma es dulce…
 y me sabe a mar…


CALENDARIO...


Calendario…

Por cada día una hoja,
como en un eterno otoño,
desde que era un retoño
calendario… te deshojas.

La hojas que te deshojas,
por las noches son papiros,
vuelan con sueños tenidos,
donde el mar besa las rocas…

Calendario te deshojas
y cada día avanzado,
al presente haces pasado
y al futuro siempre acosas.

Calendario, en tu latir,
el tiempo nunca demora,
más bien apremia sus horas
desnudando tu sentir…

Y cuando llegues allí,
deja en blanco ese papiro,
volará en el mi suspiro,
por una noche sin fin…