5 feb. 2011

HORIZONTE PERDIDO...





HORIZONTE PERDIDO…


Miro… y admiro ese cielo
que tras el Sol se desnuda,
se abre en mi carne la duda
duele en mi pecho el deseo…

Quiero amar… amar yo quiero
más hoy solo veo negrura
y la distancia me aúlla
cerrando mi puerta al cielo…

quiero creer… mas no puedo,
pues mi sueño cual cristal
de espejo se ha de quebrar
dejando mis ojos ciegos…

y busco en el esa hada,
en cada trozo pequeño
que recojo con mis dedos
sin encontrar su mirada…

Creí  unos sueños crear,
donde guardar lo sentido,
más bello que lo vivido…
imposible de olvidar…

¿Donde sentir que he vivido?
si no puedo recordar…
en que limite del mar
yace ese amor dormido…


 Un espejismo quizás,
en los pliegues de algún sueño
anónimo, libre… sin dueño
errante de un viejo mar…

Errante que con la aurora
horizonte nunca halló,
y que a la niebla contó
lo que en sus sueños añora…


©El Creador de Sueños


3 comentarios:

  1. Anónimo8/2/11 23:25

    Un espejismo ..... amar y no poder acercarse a esa persona.Atravesando el espejo ,esta la ilusion.
    Llegar al horizonte,tras las huellas de los sentimientos,seria amor.

    Quiza sean simplemente dos barcos perdidos buscando el mismo horizonte.

    Una alegria perderme en tus poemas y tu mar.

    Luna

    ResponderEliminar
  2. Un espejismo no late dentro del pecho, ni se acomoda dentro del sueño.
    No arde en el silencio, ni te hace añorar su tiempo.
    Un espejismo es un instante modesto, pequeño,
    comparado con la magnitud de tus sentimientos...
    Ama y después de amar...¡ama de nuevo!

    Más intenso, profundo y hermoso es imposible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te respondí en mi blog, pero ahora lo hago aquí.
    Casi te daba por desaparecido en combate...¡¡Te extraño horrores!!
    Al menos se que estás bien ¡¡Bendito sea Dios!!

    Apoyado en mi hombro
    eres mi ala derecha.
    Como si desplegaras
    tus suaves plumas negras,
    tus palabras a un cielo
    blanquísimo me elevan.

    Exaltación. Silencio.
    Sentada estoy a mi mesa,
    sangrándome la espalda,
    doliéndome tu ausencia.

    Manuel Altolaguirre

    Este tampoco es mio, pero lo amoldé :)
    No tardes...Un beso.

    PD. Nunca estoy lejos de tu silencio...

    ResponderEliminar